23/2/14

Cheesecake salado sin horno (con Ricotta, piñones y crackers)

Me encantan los quesos, pero sobretodo me encanta ir a charcuterías donde tienen una gran variedad de quesos, aquellas que te vuelves loca para elegir cual te llevas. El otro día entré en una de ellas y vi Ricotta, este queso es originario de Sicilia y está hecho con suero lácteo de quesos de pasta blanda, es blanco, suave y de textura blanda y granulosa, es muy usado en la cocina italiana tanto para platos dulces como salados, he incluso como relleno para pasta.

Buscando que hacer con él, al final decidí hacer un cheesecake salado sin horno, y como no, recurrí a mi amiga Raquel, de Raquel's kitchen, que es una artista de los cheesecakes, y me inspiré en su cheesecake con galletas chips, pero cambiándolo completamente para hacer una versión salada.

con ricotta, piñones y crackers



Es una receta cremosa, suave y que se del cierto que no os dejará indiferente, está riquísimo como plato principal, acompañado de unos tomate cherry y ensalada, si lo probáis estoy segura de que repetiréis.


CHEESECAKE SALADO SIN HORNO 
(Para 3 cheesecakes de 11cm de diámetro)

Para la base:

250gr de crackers (o cualquier otra galleta salada)
60gr mantequilla pomada sin sal
40gr queso crema tipo philadelphia

-En un robot de cocina o procesador de alimentos (yo he usado termomix), trituramos los crackers junto a la mantequilla y el queso crema hasta que nos quede una masa granulada.
-Untamos con mantequilla nuestro molde o aro de pastelería con la ayuda de un pincel.
-Con una cuchara ponemos la masa base en el fondo del molde, presionando bien, hasta que quede una base fina y compacta.
-Reservamos en nevera mientras hacemos el relleno.

Para el relleno:

250gr queso Ricotta
60gr queso crema tipo philadelphia
380ml de nata con un mínimo de 35% de matéria grasa
60ml de leche entera
6 hojas de gelatina neutra
80gr de piñones
tomates cherry y/o albahaca para decorar
una pizca de sal

-Primero de todo ponemos las hojas de gelatina con agua fría en remojo, durante 5 minutos.
-Ponemos la leche a calentar, justo cuando esté a punto de hervir, la retiramos del fuego y le añadimos la gelatina neutra bien escurrida del agua, removemos bien para que se diluya y la dejamos entibiar.
-En un cuenco chafamos el queso Ricotta junto al queso crema y removemos bien para que quede bien fino y sin grumos.
-En una sartén al fuego suave tostamos los piñones hasta que queden bien doraditos.
-Batimos la nata casi a punto de nieve, no tiene que estar demasiado montada.
-Una vez la leche esté tibia, la agregamos a los quesos y mezclamos bien, hasta que nos quede una mezcla bien fina.
-Ahora agregamos la nata con movimientos envolventes y con mucha suavidad, hasta que nos quede una mezcla homogénea.
-Agregamos los piñones y los incorporamos con suavidad hasta que estén bien distribuidos.
-Salamos al gusto, pero teniendo en cuenta que cuando enfría sube de sal.
-Volcamos la mezcla en el molde donde teníamos la base de galleta, lo llenamos hasta el borde y alisamos con una espátula.
-Lo ponemos en la nevera y lo dejamos enfriar como mínimo 8 horas, hasta que esté bien compacto.
-Desmoldamos, pasando un cuchillito por los bordes para que salga bien.
-Lo podemos acompañar de crackers, tomate cherry o ensalada.





con ricotta, piñones y crackers



Trucos y consejos:

*Si no encontráis Ricotta, le podéis poner requesón o mató, pero todos estos quesos, al ser tan suaves, es mejor que le pongáis un poco de queso cremoso tipo philadelphia, para que le aporte sabor y potencia al plato.
*Es importante dejarlo reposar como mínimo 8 horas en nevera para que coja consisténcia y no se nos desparrame.
*Para hacer este cheesecake salado sin horno, he usado tres aros de pastelería de 11cm de diámetro, pero podéis usar un molde normal, del tamaño que queráis, lo único que si son mas grandes os saldrán menos cheesecakes, a mi me van bien los aros, creo que da una forma mas perfecta al cheesecake y son fáciles de desmoldar.
*También está riquísimo acompañado de albahaca picadita, le aporta un toque muy sabroso.
*Yo he usado crackers, pero podéis usar cualquier galleta salada.

Este cheese cake salado sin horno es super fácil de hacer y en verdad se hace en un momento, es un plato principal delicioso y seguro que sorprenderéis a vuestros invitados con él, de verdad, probar de hacerlo.

¿Os gusta el cheesecake? ¿de qué soleis hacerlo? 



Y hablando de cakes, ya lo anuncié en Facebook, pero tenemos nuevo curso para Abril, se llama tartas deliciosas, y aprenderemos a hacer todo tipo de tartas, de esas ricas ricas, que nos comemos de una sentada y que son ligeritas y llenas de sabor.
Os podéis inscribir desde ya aquí, tiene una duración de 5 semanas ya que semana santa cae en medio del curso y descansaremos una semanita, y empieza el día 7 de Abril.

En fin, ¡un beso!


14 comentarios:

  1. Qué cosa más rica Ester!!! Nunca he probado un cheesecake salado, pero tiene que estar riquísimo!
    La combinación que has hecho es de lo más original!
    Lo probaré! Me tiene súper integrada el sabor
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, yo hice uno para mi último cumple, pero no era de ricotta, solo Philadelphia. Estaba buenísimo, pero me apunto tu versión porque debe ser aún mejor y más ligera, lo cual es importante hehe. Un besito

    ResponderEliminar
  3. Genial Ester, m'encanta aquesta proposta i aquestes fotos tan precioses! tu si que ets una artista!
    muaaaa

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los cheesecakes, pero siempre que he hecho uno has sido el típico de base de galleta y relleno con philadelphia... Nunca me he puesto a hacer otros más elaborados que he visto por la red. Este tuyo salado me encanta... y creo que le voy a dar una oportunidad para ver qué tal resulta con una ensalada de acompañamiento.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Qué buena pinta!!! En casa nos gustan un montón las tartas de queso tanto las dulces como las saladas. Te han quedado unas fotos preciosas!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Doncs si! una proposta diferent i deliciosa! Petonets

    ResponderEliminar
  7. Me encanta! Una idea estupenda y una pinta buenísima!

    ResponderEliminar
  8. Ya se lo que vas a traer a mi casa cuando vengas a comer arroz :P Mira que me gustan los cheesecakes y nunca se me ha ocurrido hacerlos salados.

    Las fotos monérrimas :)

    Un besote corasón ♥

    ResponderEliminar
  9. Qué pinta Ester!

    A mí también me encantan los quesos y hace un tiempo probé el cheesecake salado de la receta de la felicidad y estaba bastante bueno.
    Este tuyo tiene una pinta espectacular y con el ricotta seguro que tiene un punto buenísimo!

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  10. no me imagino el sabor pero tengo mucha curiosidad por probarlo. tomo nota guapa. besotes!!
    comoaguaparachocolate-myriam.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. UAUUUU!!!! Axó si que s´ha de provar. M´encanta la versió salada que has fet del cheesecake i lo de las galetas Craker com a base..... a de ser bonisim. M´el apunto
    Mil petons

    ResponderEliminar
  12. !Guau¡ Me parece super interesante esta receta. He probado cheesecakes dulces, pero nunca he probado uno salado. Me parece super curioso.

    Entiendo que la nata es la de montar, no la de cocinar.

    Esto tiene que estar super rico con nueces y, a lo mejor, con una fina capa de miel por encima. ¡Lo tengo que probar!.

    Iván

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! He visto tu foto en la galería del Evento Photoblog del mes de marzo que tiene a Angi como anfitriona.
    Me ha encantado la foto que has seleccionado y, en general, la imagen que tiene tu blog y las recetas que pones.
    ¡Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah si?? Muchas gracias!!! Y mucha suerte también para ti!! ;)

      Eliminar

Me encanta que me dejes comentarios, los leo siempre una y otra vez, me hacen mucha ilusión... Venga, ¿te animas ha dejar uno? ^_^
¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...